Día 4 del Intercambio Internacional: Siguiendo a la juventud

Día 4 del Intercambio Internacional: Siguiendo a la juventud

Entramos al patio escolar recibidas por el sonido de marimbas mezclado con las voces de los niños. Pasamos el día visitando el Centro Educativo K’astajib’äl, el cual provee una educación liberadora y descolonizada basada en la cultura maya. Nos dieron la bienvenida con un hermoso telón de fondo y una mañana llena de presentaciones que nos hicieron los y las estudiantes, desde niños muy pequeños hasta jóvenes de escuela intermedia y todas inmediatamente quedamos maravilladas

Estudiantes tocando la marimba, la escuela tiene 4 cursos de marimba distintos

 

Estudiantes interpretando una canción y baile tradicional

Marta Matzir, la directora de la escuela y participante del intercambio, inició la mañana explicándole a todos las y los estudiantes, padres, madres y maestras porqué estaban usando lenguaje inclusivo del género en español y cómo trabajar con las intérpretes. Nos dieron la bienvenida en tres idiomas —cachiquel, español e inglés. La mayoría vestía ropa tradicional maya y también nos animaron a usar ropa que tuviera significancia cultural para nosotras. Nos hablaron del nahual de su escuela, Ix, que representa la energía femenina y el poder de las mujeres. Y se metieron de lleno en el porqué es importante acabar con la violencia contra las mujeres con las conmovedoras palabras, “No me quiero sentir valiente cuando salgo a la calle; me quiero sentir libre”.

Ver a los niños tocar música, cantar, bailar e interpretar nos dio un aliento necesario luego de la solemnidad del día anterior, pero no fue solo por entretenimiento; todo lo que presentaron tiene profunda significancia. Los maya en Mesoamérica han estado tocando la marimba por cientos de años, y su continua relevancia actúa como un importante símbolo de resistencia cultural. Su interpretación de uno de los mitos de Ix-chel, la diosa maya de la luna, es la transmisión de conocimiento ancestral que también pone al centro a las mujeres.

El plan de estudios que se enseña en K’astajib’äl tiene un análisis político muy claro, enfocado en reconectar con los valores maya, la recuperación de la sabiduría maya y la lucha en defensa de los derechos humanos. Varios estudiantes prepararon discursos conmovedores que hablaron de la tradición de defender su existencia y la tierra ante la colonización, y sobre la injusticia económica que alimenta la inmigración y los riesgos subsiguientes, hasta el impacto devastador de la extracción de agua y recursos y los problemas de discriminación contra las mujeres desde un nivel sistémico hasta el individual.

El discurso que más nos conmovió e hizo llorar fue el de una joven mujer denunciando la criminalización de las personas indígenas de parte del estado. Reflexionó sobre cuan vital son la tierra y el agua, sus montañas y ríos y que el defender su tierra es un deber, no un crimen. Habló de la urgencia de la participación social y política de parte de todos para luchar contra la extracción de recursos. Nos contó que su padre fue encarcelado por luchar por sus derechos y como le afecta no tenerlo con ella, que ahora es forzada a solo tenerlo en su memoria. Declaró que es ilegal que el estado criminalice y procese a las personas que defienden los derechos humanos, invocando a Martin Luther King, Jr., Nelson Mandela y Mahatma Gandhi como líderes políticos que fueron encarcelados por decir la verdad.

El poder, la claridad y la brillantez de esta joven es indicativo de lo que la lucha de Ixpop quiere lograr. La escuela es un programa dirigido por la Asociación Maya Uk’u’x B’e  y ellas, junto con JASS, son miembros de Ixpop, un colectivo trabajando para aumentar la visibilidad de los derechos de las mujeres indígenas como parte de una visión más grande en la cual las contribuciones de todas las mujeres son reconocidas. Miembros clave de Ixpop compartieron su campaña activa para conseguir una Recomendación General sobre Mujeres Indígenas aprobada por la CEDAW en reconocimiento de las formas específicas de violencia que impactan a las mujeres indígenas, como el impacto de la extracción de recursos sobre sus derechos reproductivos, la falta de investigación sobre crímenes cometidos contra mujeres indígenas, la falta de educación bilingüe y bicultural, la invisibilidad en las estadísticas e investigaciones, el derechos a la propiedad intelectual sobre los tejidos y medicinas tradicionales y muchas más. Reconociendo la ineficiencia de las herramientas internacionales existentes para luchar por su causa, le hacen un llamado a aliadas como nosotras para que las ayuden a conectar con otras comunidades indígenas y para abogar por la inclusión de esta recomendación.

Miembros de Ixpop compartiendo sobre su trabajo: (de izquierda a derecha) Ixchel Guorón de Tik Na’oj, Letitica Tay de Uk’u’x B’e y la participante del Intercambio, Sara Mux de ECAP

Nos fuimos profundamente inspiradas y nutridas. Fuimos testigos de lo que es posible cuando se crean espacios liberados para nuestras comunidades, especialmente en medio de tantos desafíos. Vimos brillar el liderazgo de las personas jóvenes y sentimos una profunda conectividad entre todas nosotras.

Priscilla Hung
Priscilla Hung
Co-Director
Move to End Violence

Priscilla Hung (She, Her, Hers) is the Co-Director of Move to End Violence. She has spent the past 15 years dedicated to social justice movement-building, organizational development, and nonprofit management. Learn More

Find Articles

Twitter Feed

Happening in 20 minutes! https://t.co/gxHynGApJo

We can build relationships of trust and solidarity across difference without having to leave the country -- that wa… https://t.co/vTcEH5hO01